Melazo

Plannococcus ficus

Taxonomía

Orden Hemíptero homóptero

Familia Pseudocóccido

Morfología

La hembra con cuerpo de forma oval, alargado, con dorso ligeramente convexo y la faz ventral plana. Tiene una serie de pelos alrededor de todo el cuerpo. Su dimensión es de 4 a 4.5 mm, de color amarillo y cubierto de una sustancia cerosa. Se reproduce mediante huevos, que se hayan dentro de una masa algodonosa formando un ovisaco. El primer estadio ninfal es muy móvil (0.3-0.5mm), sin pulverulencia blanca, de color amarillo, con patas y antenas. La ninfa del segundo y tercer estadio presenta serosidad y segmentación bien marcada. El macho, 1 mm de largo, delgado con dos pares de alas transparentes y dos largos filamentos blancos en su parte posterior que lo caracteriza y lo diferencia de otros machos de cochinilla. Su aparato bucal es picador chupador, mediante un estilete.

Ciclo Biológico

La plaga pasa el invierno protegida bajo las cortezas de la planta, incluso en zonas del tronco bajo tierra. Mantiene su actividad la mayor parte del tiempo protegida por ellas, aunque dadas las condiciones tan benignas de nuestra climatología, las larvas mantienen un amplio periodo de actividad fuera de las cortezas, con el fin de colonizar nuevas plantas, a través de los sarmientos o de los propios alambres del emparrado. Las hembras adultas forman un ovisaco alrededor de su cuerpo donde depositan los huevos (entre 100 y 200) que transportan con ellas. Las larvas, según avivan, abandonan la protección de la madre y colonizan el cultivo. Las jóvenes larvas suelen mostrar una gran actividad y movimiento, que puede ser monitorizado utilizando cintas adhesivas colocadas en las zonas potenciales de paso (base de los sarmientos, alambradas del emparrado, etc.) formando una especie de embudo que las deja entrar por uno de los lados pero no salir por el contrario, quedando adheridas al pegamento de la cinta, lo que permite ser contadas posteriormente).

Daños que produce

Tanto adultos como larvas se alimentan chupando la savia de la planta. Además de los daños causados por la alimentación (debilidad de la planta y transmisión de virosis), la secreción de melaza que producen, se acumula tanto en la madera como en las hojas y especialmente en los racimos, sirviendo de foco de contaminación de hongos (negrilla o fumagina), lo que puede resultar especialmente grave en el caso de uva de mesa. Los problemas suelen mostrarse en la parcela en forma de rodales o plantas aisladas y muy raramente constituyen daño generalizado. Recientemente se ha constatado la capacidad de transmisión de virus por parte de las cochinillas, sobre todo del virus del enrollado y de la madera rizada.

Control de la plaga

Productos fitosanitarios:

  • Spirotetramat 10% (Movento)
  • Spirotretamat 15% 

Control biológico:

Pueden utilizarse los parásitos Anagyrus pseudococci y Leptomastix dactilopii así como el depredador Criptolaemus montrouizieri. Los últimos trabajos parecen demostrar cierta eficacia, especialmente con el primero, pues al ser autóctono en la mayor parte de las zonas de cultivo, se adapta mejor a las condiciones climatológicas y actúa muy bien durante los meses de verano.

 

Periodo crítico para el cultivo:

Inicio envero (desde junio a septiembre según variedad) momento en que la plaga se desplaza desde la madera vieja a los sarmientos del año y a los racimos, colonizándolos y produciendo sobre ellos melaza.

 

Estado más vulnerable de la plaga:

Larvas, ninfas y adultos cuando se encuentran en zonas no protegidas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies