Polilla del racimo

Lobesia botrana

Taxonomía

Orden Microlepidóptero

Familia Tortrícidos

Morfología

Holometábolo. El adulto tiene unos 12 mm. de envergadura y las alas de color marrón con diversos tonos claros y oscuros. La larva es áptera de color verde a veces marrón con cabeza de color pardo. La pupa está protegida por un capullo sedoso de color blanco. El aparato bucal de las larvas es masticador, y el de los adultos lamedor-chupador a través de su espiritrompa o probóscide. Los huevos son amarillentos y aplastados, encontrándose de forma aislada sobre los frutos, semejando una pequeña gota de cera.

Ciclo Biológico

La plaga pasa el invierno en forma de crisálida, protegida bajo las cortezas de la vid. Una vez emergidos los adultos y tras el apareamiento, colocan los huevos sobre los racimos. La primera generación tiene lugar coincidiendo con los racimos en formación y floración. Tras completar su ciclo, las larvas crisalidan y dan lugar a los adultos de segunda generación, que repiten el ciclo vital, coincidiendo con las bayas en tamaño guisante (según variedades). Un tercer ciclo tiene lugar coincidiendo con las bayas en envero o maduras.

Eventualmente, en variedades tardías de uva de mesa, puede darse una cuarta generación, si coincide además, que las condiciones climatológicas son benignas. Los estados larvarios son los que causan los daños en el cultivo, de manera especial sobre los elementos florales y las bayas, aunque eventualmente se pueden observar sobre el raquis del racimo. Los adultos se capturan con facilidad en trampas cebadas con feromona sexual y son muy característicos.

Daños que produce

Los huevos de primera generación son depositados por la hembra en los racimos, sobre las brácteas que estos presentan protegiendo los hombros durante su formación, antes de la floración. Las larvas que emergen de ellos se alimentan de los elementos florales, destruyendo gran número de estos, los cuales van uniendo por medio de sedas, formando un glomérulo o capullo característico. La larva puede formar uno o más glomérulos, dependiendo de cuanto dure su desarrollo. Cuando este finaliza, suele aprovechar los restos de los glomérulos para crisalidar, o bien se desplaza bajo las cortezas de la planta para ello. Los huevos de segunda generación son colocados por la hembra en la superficie de las bayas, por lo general aislados, aunque a veces pueden verse varios huevos en una misma baya. En un racimo pueden verse uno o varios huevos, dependiendo de la intensidad del ataque. Las larvas que emergen de ellos, se desplazan apenas unos milímetros por la epidermis de la baya y por lo general buscan una zona protegida, el contacto de una baya con otra, para perforar la piel y penetrar en el interior de la misma, alimentándose de la pulpa. Una larva puede dañar varias bayas, por lo general vecinas, formando lo que se conoce como un “nido”. Una vez completado su desarrollo, la larva hace la crisálida, bien entre los restos de las bayas dañadas o en cualquier otra parte de la planta.

Control de la plaga

  • Control mediante confusión sexual a través de alambres (500/Ha)
  • Control mediante confusión sexual a través de puffers (2,5 Ha)

En el control mediante confusión sexual, se evita que haya apareamientos, con lo cual no habrá tampoco huevos ni larvas; ofrece una efectividad cercana al 100%.

  • Control químico: (Usando confusión, lo normal es que no sea necesario)

CLORANTRANILIPROL 35% (Altacor)

BACILLUS THURINGIENSIS AIZAWAI 50%

BACILLUS THURINGIENSIS KURSTAKI 18%

 

Periodo crítico para el cultivo:

Inicio de las 3 generaciones de la plaga (fechas variables para cada zona)

1ª generación: Racimo visible a floración.

2ª generación: Tamaño guisante a inicio envero.

3ª generación: Final de envero a madurez.

 

Estado más vulnerable de la plaga: Larvas recién eclosionadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia como usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies